Estás leyendo
Vivir sin cafeína: qué beneficios nos ofrece no beber café

Vivir sin cafeína: qué beneficios nos ofrece no beber café

Vivir sin cafeína

Hay personas que no pueden vivir sin su taza de café, de manera que lo primero que hacen nada más despertarse es preparar la cafetera, esperar a que se haga, y servirse su deliciosa y caliente taza. Sin embargo, aún cuando no te atreves a decir la palabra descafeinado, lo cierto es que a día de hoy se sabe que cada vez son más las personas que consumen café diariamente.

La buena noticia es que, en realidad, son muchos los beneficios que nos ofrece beber café para la salud, por lo que en caso de no estar contraindicado, no hay motivo por el que debamos dejarlo. Por ejemplo, puede ser especialmente útil a la hora de disfrutar de un metabolismo mucho más rápido, reducir los niveles de glucosa en sangre, e incluso tener un riesgo significativamente menor de la enfermedad de Alzheimer.

Pero si te planteas la posibilidad de dejar de tomar café, e incluso consumir menos cafeína al día, lo cierto es que también aporta interesantes beneficios para la salud. Además, ahorrarás bastante dinero.

Dormirás mucho mejor

Tal y como han demostrado distintos estudios, tomar café diariamente puede afectar al sueño, ya que la ingesta diaria de cafeína puede llegar a alterar el ciclo del sueño, causando somnolencia diurna o incluso dormir mal.

El problema puede aumentar cuando se consume cafeína seis horas antes de irnos a la cama, tal y como demostró un estudio en el mes de noviembre de 2013, en el que se analizaban los efectos de la cafeína a la hora de dormir en el período comprendido entre las 0, 3 y 6 horas.

Dejar la cafeína no solo ofrece la posibilidad de disfrutar de una noche de descanso mucho más plena, placentera y tranquila. También puede ayudar positivamente a la hora de descansar mejor, y quedarnos dormidos mucho tiempo antes, en comparación con las personas que suelen consumir cafeína regularmente.

Menos ansiedad y nerviosismo

Si últimamente estás tomando demasiado café, y además sueles sentirte más ansioso/a o nervioso/a, lo cierto es que la cafeína puede ser la principal culpable.

La cafeína es un estimulante que estimula las hormonas de «lucha o huida», de manera que puede causar un aumento no solo de la ansiedad, sino de palpitaciones del corazón, nerviosismo e incluso puede llegar a provocar ataques de pánico.

Por tanto, si eres propenso al estrés y a la ansiedad al tomar cualquier bebida con cafeína (no solo el café, sino también las bebidas energéticas) podrías encontrar que ésta acabará por empeorar los síntomas.

Tu cuerpo absorberá mejor los nutrientes

Si no consumes cafeína habitualmente, tu cuerpo tiende a absorber mucho mejor algunos nutrientes, en comparación con aquellas personas que suelen consumirlo con regularidad. Y ocurriría lo mismo con el té, que también contiene cafeína, aunque en menor cantidad.

Según parece, los taninos presentes en la cafeína pueden inhibir parte de la absorción de calcio, hierro y vitaminas del grupo B, lo que puede influir en mayor cantidad si se sigue una dieta desequilibrada, o se tiene una edad mucho más avanzada. 

Dientes más blancos

Probablemente sepas que tanto el café como el té tienden a manchar los dientes, haciendo que se vuelvan amarillos. Esto es debido a la presencia de taninos, en grandes cantidades, lo que ocasiona su acumulación, así como un esmalte dental descolorido.

Presión arterial más baja

Incluso aunque no esté contraindicado, y no tengamos ningún tipo de problema en este sentido, se sabe que no tomar cafeína puede ser especialmente bueno para nuestra presión arterial. Y es que, como se ha demostrado en varias ocasiones, la cafeína eleva los niveles de presión arterial, debido fundamentalmente a su acción estimulante sobre el sistema nervioso.

Por otro lado, un consumo elevado de cafeína (comprendido entre 3 a 5 tazas por día), se ha asociado habitualmente con un riesgo mayor de enfermedad cardiovascular.

¿Cuáles son los mejores sustitutos del café?

Si habitualmente solías tomar café, y ahora deseas reducirlo o incluso eliminarlo de tus mañanas y meriendas, lo cierto es que en realidad existen una amplia variedad de opciones igual de deliciosas. De manera que sustituir tu taza de café mañanera no tiene por qué convertirse en una auténtica odisea.

¿Y cuáles son las opciones más interesantes?:

  • Té matcha con leche. Es una bebida maravillosa que, correctamente elaborada, puede convertirse en una verdadera y auténtica deliciosa, especialmente cuando conseguimos que se forme esa delicada y maravillosa espuma en la parte superior. Puedes endulzarla o beberla tal cual. Sea como fuere, está exquisita.
  • Cúrcuma con leche. Es otra auténtica maravilla, ideal incluso para los días de otoño o invierno, o cuando estamos resfriados.

¿Y si me gusta mucho el café?

Lo cierto es que el café es una bebida saludable, que puede tomarse sin problemas, siempre y cuando no nos afecte negativamente y, sobre todo, no exista ningún tipo de contraindicación que impida su consumo.

Sin embargo, si deseamos que esta bebida sea verdaderamente sana, y adecuada, lo más adecuado es tomarlo siempre sin endulzar. Es decir, sin añadir azúcar, panela, azúcar moreno o cualquier otro endulzante.

Ver Comentarios (0)

Si lo deseas puedes hacer un comentario

Your email address will not be published.


© Gaia Media Magazines 2012-2020. Todos los derechos reservados. Los servicios, el contenido y los productos de nuestro sitio web son solo para fines informativos. Saludablementebien no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento.