Estás leyendo
¿Se puede volver a congelar la carne?

¿Se puede volver a congelar la carne?

Volver a congelar la carne

Una forma segura de mantener la carne en buen estado aunque se haya pasado de fecha es congelarla debidamente, en especial antes de que se haya cumplido la fecha de caducidad. Por tanto, si el producto en cuestión se encuentra en una fecha próxima de caducidad, si no la vamos a consumir una opción adecuada es congelarla.

La carne fresca se echa a perder rápidamente, por lo que congelarla se convierte en un método adecuado de conservación común. Es una opción útil no solo para preservarla, sino que una opción útil para minimizar el riesgo de determinadas enfermedades transmitidas por los alimentos (como por ejemplo podría ser el caso de la toxoplasmosis), es almacenarla a temperaturas inferiores a -18 ºC.

Aún así, es posible que te preguntes si es del todo seguro volver a congelar la carne una segunda vez. Por ejemplo, cuando la descongelas con la previsión de prepararla para la comida, pero luego se da el caso de que te preparas otra cosa, o incluso sales de casa a comer fuera. ¿Qué hacer con la carne? ¿Es posible congelarla de nuevo?.

¿Es seguro volver a congelar la carne una segunda vez?

Como te comentaba en las líneas anteriores, puede llegar un momento en que decidamos descongelar la carne congelada, y luego, pasadas unas horas, acabemos decidiendo que no deseamos cocinarla.

Siempre y cuando la carne se descongele en el refrigerador y se almacene adecuadamente en él la primera vez que la retiramos del congelador, es seguro volverla a congelar de nuevo hasta una fecha posterior.

Aunque es cierto que el proceso de descongelación en el refrigerador no es la única forma de descongelar la carne, sí se convierte en la forma más segura de hacerlo, especialmente cuando deseamos volver a congelar una parte de la carne, o incluso toda.

Como regla general, es posible volver a congelar la carne siempre que se cumplan algunas pautas básicas, como:

  • se almacenó de forma correcta en la nevera (refrigerador) mientras se descongelaba
  • fue congelado dentro de 3-4 días
  • no se dejó fuera del refrigerador durante más de 2 horas
  • no pasó más de 1 hora a temperaturas superiores a 32 ºC

La calidad de la carne sí puede verse afectada

Aunque si se cumplen los pasos básicos de congelación/descongelación puede ser seguro volverla a congelar nuevamente, esto no significa que la carne o tienda a perder algunas propiedades organolépticas; o, lo que es lo mismo, que al final la calidad de la carne no se vea afectada.

Congelar y descongelar la carne en más de una ocasión puede ocasionar cambios en el olor y en el color. Además, puede causar una pérdida de humedad y una mayor oxidación tanto de las proteínas como de las grasas (1).

La oxidación es un proceso natural en el que los electrones se transfieren de un átomo a otro. Si esto ocurre en las carnes, puede conducir a un deterioro significativo de su calidad, de manera que cualquier cambio en la capacidad de la carne para retener la humedad podría afectar de manera significativa a su jugosidad y ternura (2).

Sin embargo, parece que el tipo de carne y el número exacto de ciclos de congelación y descongelación que experimente influye en cómo la carne podría responder:

  • Carne de vaca. Un estudio observó que distintas combinaciones de congelación y descongelación afectaron a los cortes de la carne de vaca, aumentando su sensibilidad (3).
  • Carne de cerdo. Dos estudios recientes examinaron los efectos de la congelación y la descongelación en el lomo de cerdo. Los investigadores descubrieron que envejecer la carne de cerdo antes de congelarla podría ayudar a que ésta fuera más tierna. Sin embargo, sí podría afectar a su jugosidad (4).
  • Carne de cordero. Un estudio encontró que almacenar el cordero a temperaturas de congelación de entre -50 ºC y -80 ºC ayudó a que la carne permaneciera más tierna una vez había sido descongelada (5).
  • Aves de corral. Un estudio en el que se analizaron las técnicas de descongelación más comúnmente utilizadas para el pollo congelado encontró que ninguna de ellas tuvo un efecto significativo sobre el color o la textura de la carne (6). Sin embargo, otra investigación sí encontró que cuantas más veces se congele y se descongele una pechuga de pollo, más probable será que se noten cambios en su jugosidad y color (7).

Cómo descongelar la carne de manera segura

Para obtener siempre los mejores resultados después de haber vuelto a congelar la carne, es necesario descongelarla por completo antes de cocinarla. Para ello existen tres métodos básicos considerados como seguros:

  • En nevera. La descongelación, dependiendo del tamaño, puede tardar entre 1 a 2 días. Eso sí, una vez descongelada, la carne debe cocinarse dentro de un período de 3 días (como máximo).
  • En agua fría. Es un método de descongelación rápida que consiste en colocar la carne en una bolsa de plástico con agua fría. Eso sí, la carne descongelada así debe ser cocinada de inmediato.
  • Al microondas. Se trata de un proceso de descongelación que puede elevar de forma significativa la temperatura de algunas partes de la carne, por lo que después de utilizar este método de descongelación, también es imprescindible que sea cocinada de inmediato.

Por tanto, si existe una pequeña posibilidad de que después de descongelarla deseemos congelar alguna porción de la carne nuevamente, el método más adecuado es descongelarla primero en el refrigerador (nevera).

Ver Comentarios (0)

Si lo deseas puedes hacer un comentario

Your email address will not be published.


© Gaia Media Magazines 2012-2020. Todos los derechos reservados. Los servicios, el contenido y los productos de nuestro sitio web son solo para fines informativos. Saludablementebien no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento.