Estás leyendo
¿Los huevos se pueden congelar?

¿Los huevos se pueden congelar?

Congelar huevos

Los huevos se convierten en un ingrediente básico en muchas cocinas tanto de nuestro país como de prácticamente todo el mundo. Y se caracteriza principalmente por ser un ingrediente tan versátil como nutritivo, lleno de proteínas de buena calidad (también conocidas como de alto valor biológico).

Quizá te sorprenda pensar por qué, en el supermercado, los cartones de huevo se encuentran colocados en estantes, fuera del refrigerador, e inmediatamente desde el momento en el que llegamos a casa, tendemos a guardarlos en nevera rápidamente.

Lo cierto es que el cartón de huevos puede permanecer fuera del refrigerador entre 3 a 5 semanas, aunque es posible que, en algún momento, te hayas hecho -también- la siguiente pregunta: ¿pueden congelarse, especialmente antes de que comiencen a deteriorarse?.

O incluso quizá hayas utilizado unas claras de huevo para la elaboración de un delicioso bizcocho o pastel, y no deseas que las yemas se desperdicien, en especial si no las vas a utilizar de forma inmediata.

¿Qué huevos podrían congelarse?

Respondiendo a la pregunta que ilustra esta nota, la realidad es que sí, los huevos podrían congelarse. Pero solo algunos tipos… De acuerdo a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos, nunca deberían congelarse los huevos crudos en el interior de sus cáscaras.

Cuando los huevos crudos se congelan, el líquido del interior tiende a expandirse como acción a las bajas temperaturas del congelador, lo que puede hacer que las cáscaras se quiebren y terminen rompiéndose. Como resultado, el contenido del mismo no solo puede echarse fácilmente a perder, sino que, además, estará en riesgo de una peligrosa contaminación bacteriana.

Por otro lado, la congelación de los huevos crudos, aún sin cáscara, puede afectar negativamente a su textura, puesto que la yema de huevo acabará por volverse gruesa y gelatinosa, lo que, posteriormente, al momento de cocinarla u hornearla puede dificultar enormemente la preparación.

Tampoco se recomienda congelar los huevos duros o blandos, dado que las claras de huevo pueden volverse horriblemente acuosas cuando se descongelan.

Sin embargo, sí pueden congelarse, de forma segura y con buenos resultados, las siguientes preparaciones:

  • Yemas de huevo crudas
  • Claras de huevo crudas
  • Huevos enteros crudos batidos (sin cáscara)
  • Preparaciones de huevo mixto cocido, como quiches o guisos de desayuno

¿De qué manera puede afectar la congelación a las yema y las claras de huevo?

Congelar y posteriormente descongelar las claras de huevo crudas tiende a no ocasionar cambios notables en su textura después de su cocción, especialmente si tenemos en cuenta que, en realidad, las claras son básicamente agua y proteínas.

Además, puede convertirse incluso en una opción sumamente interesante para la preparación de productos horneados ligeros y aireados, puesto que el proceso de congelación podría mejorar la capacidad de la clara de huevo para formar espuma.

Sin embargo, no ocurriría lo mismo con las yemas de huevo crudas que son congeladas. Tienden a desarrollar una consistencia gelatinosa y espesa, que se conoce como gelificación. Esto puede originar la presencia de cristales de hielo en la yema, que posteriormente podrían afectar a la cocción negativamente.

A pesar de ello, las yemas de huevo todavía podrían ser congeladas, puesto que no existiría riesgos asociados que lo impidan. Eso sí, si deseas que la textura de las yemas descongeladas mejore, una opción es añadir sal o azúcar antes de introducirlas en el congelador (lo que evitará esta incómoda y molesta gelificación).

Cómo congelar el huevo de forma correcta

Partiendo de la base que es perfectamente posible congelar la yema de huevo o la clara cuando la cáscara que contenía el huevo ha sido perfectamente retirada, es necesario seguir algunas pautas básicas para conseguir que el proceso de congelación no afecte a la calidad y a las propiedades organolépticas del huevo en sí:

  • Huevos enteros. Lo ideal es partir cada huevo en un tazón, y luego batir suavemente hasta que las yemas y las claras se hayan combinado adecuadamente. Vierte la mezcla en un recipiente apto para congelador. Luego, en el momento de descongelar y cocinar, lo ideal es congelar cada huevo de manera independiente. Por otro lado, es conveniente etiquetar cada recipiente con la fecha de congelación.
  • Claras de huevo. Es mejor romper y separar los huevos con cuidado. Luego, colocar las yemas en un tazón y verter cada clara de huevo individualmente en una bandeja de cubitos de hielo debidamente lavada. O, bien, en cualquier otro recipiente pequeño (pero apto para congelador).
  • Yemas de huevo. Al igual que hemos hecho con las claras de huevo, deberemos en primer lugar separar las claras de las yemas. Colocaremos las yemas en un recipiente o cuenco, y las batiremos suavemente hasta que se hayan combinado. Por cada 4 yemas de huevo deberemos añadir 1/4 de cucharadita de sal o 2 cucharaditas de azúcar. Mezcla bien para combinar. Finalmente, vierte la mezcla en un recipiente apto para congelador. Nuevamente, etiqueta el recipiente con la fecha de congelación.

¿Y cómo descongelar los huevos de forma segura?

Tanto si hemos congelado huevos crudos como cocidos, ambas opciones deben descongelarse adecuadamente en el refrigerador durante toda la noche. En caso de haberlos almacenado en un recipiente sellado, los huevos crudos también pueden ser descongelados con agua fría. Por tanto, deben ser cocinados siempre el mismo día en que hayan sido descongelados.

Por otro lado, es importante que los huevos sean cocinados completamente a al menos 71 ºC. De esta manera, reduciremos el riesgo de enfermedades transmitidas por este tipo de alimentos.

En resumen

Los huevos crudos nunca deben ser congelados con las cáscaras. Sin embargo, congelarlos enteros batidos es una forma efectiva y segura a la hora de evitar riesgos.

Las yemas de huevo deben batirse antes de congelarse. Luego, es fundamental descongelarlos en el refrigerador, y cocinarlos el mismo día.

Ver Comentarios (0)

Si lo deseas puedes hacer un comentario

Your email address will not be published.


© Gaia Media Magazines 2012-2020. Todos los derechos reservados. Los servicios, el contenido y los productos de nuestro sitio web son solo para fines informativos. Saludablementebien no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento.