Estás leyendo
Receta de sopa miso fácil con tofu

Receta de sopa miso fácil con tofu

Receta de Sopa Miso con tofu

Casi podríamos decir, sin temor a equivocarnos, que la sopa de miso se convierte en una de las sopas más populares de Japón. De hecho, las comidas típicas al más puro estilo japonés suelen incluir, por lo general, un tazón como parte del curso de la comida, de ahí que se haya convertido en uno de los alimentos más imprescindibles o destacables.

Al variar su contenido en sal, de manera que -en ocasiones- puede resultar verdaderamente salada (lo que dependerá evidentemente del gusto personal de cada cual), lo más útil es ajustar la cantidad de sal a añadir de acuerdo a nuestras propias preferencias personales. Eso sí, la receta de miso con tofu que te proponemos en esta ocasión se caracteriza no solo por ser fácil, sencilla y simple, sino por poder combinarse rápidamente.

Ingredientes

  • 3 tazas de caldo de sopa dashi
  • 4 cucharadas de pasta de miso
  • 1 bloque de ofu
  • 1/4 taza de cebolla picada

Pasos para hacerlo

  1. Pon una cacerola al fuego. Añade el caldo de sopa dashi y deja que hierva.
  2. Mientras tanto, corta el tofu en cubos pequeños y agrégalos a la cacerola donde nos encontramos calentando la sopa.
  3. Luego cocina a fuego lento durante algunos minutos.
  4. Pon un poco de caldo de sopa en un cuenco o tazón, y aún caliente disuelve la pasta de miso en él.
  5. Gradualmente, poco a poco, añade la mezcla de miso en la sopa. Remueve la sopa suavemente. No es aconsejable que vuelva a hervir una vez hemos añadido el miso a la cacerola.
  6. Mientras tato, pela la cebolla y pícala muy finamente. Agrégala a la sopa, vuelve a remover y apaga el fuego.
  7. ¡Listo! Sirve en tazas, y a disfrutar bien calentita.

¿Sabes qué es el miso?

El miso consiste en una pasta fermentada que incorpora un sabor salado (umami) a una amplísima diversidad de platos japoneses. La mayoría del mismo se produce, elabora y prepara en Japón, donde el ingrediente viene -de hecho- siendo utilizado comúnmente desde el siglo VIII (aunque algunos historiadores consideran incluso que es muy probable que ya se hiciera desde mucho antes).

Se convierte, por tanto, en uno de los ingredientes clave de la cocina japonesa, destacando así por ser la base de uno de los platos más tradicionales de la cocina del país: la sopa de miso.

En lo que se refiere a la pasta de miso en sí misma, lo cierto es que posee una textura similar a la que posee habitualmente la mantequilla de cacahuete. Y básicamente consiste en una combinación o mezcla cultivada de soja (soya), un grano (como el arroz o la cebada), sal y koji (un hongo).

Ver Comentarios (0)

Si lo deseas puedes hacer un comentario

Your email address will not be published.


© Gaia Media Magazines 2012-2020. Todos los derechos reservados. Los servicios, el contenido y los productos de nuestro sitio web son solo para fines informativos. Saludablementebien no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento.