Estás leyendo
Cómo hacer granola casera, sabrosa, crujiente y saludable

Cómo hacer granola casera, sabrosa, crujiente y saludable

Receta de granola casera

Desde que hace apenas unos años se pusiera de moda, motivado fundamentalmente por el interés, por parte de un buen número de personas, en cuidar su salud y en fijarse muchísimo más en lo que comen cada día, hoy día es posible encontrar en el supermercado, herbolarios y tiendas de dietética una amplísima variedad de granolas. Y en ocasiones pueden llegar a ser tantas que puede volverse complicado escoger la más adecuada.

Y es que, es cierto, posee muchas combinaciones divertidas, desde nueces a frutas secas, y puede ser dulce (o no demasiado dulce). Además, puede estar deliciosamente condimentado con canela, copos de avena y nueces. A lo que se le une otro aspecto elemental: la calidad y cualidades nutritivas de los ingredientes que se han usado para su elaboración.

Si te preocupa muchísimo lo que comes cada día, la realidad es que debes fijarte mucho en el etiquetado de los ingredientes que componen la granola, ya que es posible que te encuentres algunos elementos no tan deseables, como aceites vegetales hidrogenados, exceso de azúcar… De hecho, aunque habitualmente se considere a la granola como un cereal saludable para el desayuno, algunos ingredientes pueden no serlo tanto.

Teniendo todo esto en cuenta, hay duda que lo mejor es aprender a hacer nuestra propia granola casera, en la que únicamente utilicemos ingredientes cien por cien naturales. La combinación de ingredientes puede ser perfectamente personalizable, por lo que únicamente utilicemos aquellos que más nos gusten. Además, su facilidad de elaboración hace que en apenas 40 minutos podamos disfrutarla. Pero vayamos por partes.

Granola casera

Ingredientes

  • 2 tazas de copos de avena
  • 1/2 taza de nueces picadas
  • 1/2 taza de hojuelas de coco
  • 2 cucharaditas de canela
  • 1/2 cucharadita de sal marina
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 1/4 taza de sirope de ágave
  • 2 cucharadas de crema de almendras
  • 1/3 taza de arándanos secos

Preparación. Cómo hacer granola

  1. Empezaremos precalentando el horno a 150 ºC. Forra una bandeja para hornear con papel para horno.
  2. En un cuenco grande combina la avena, las hojuelas de coco, las nueces picadas, la canela molida y la sal. Mézclalo todo muy bien.
  3. Ahora, una vez derretido el aceite de coco, rocíalo por encima. Añade también el sirope de ágave y agrega la crema de almendras. Remueve bien hasta que todos los ingredientes se combinen.
  4. Coloca la granola en la bandeja para hornear y presiona un poco la pasta hasta que queden 2 centímetros de grosor como mucho. Esto ayudará a que los ingredientes se aglomeren, que es la clave para conseguir la tradicional textura de la granola.
  5. Hornea durante 15 minutos. Luego remueve un poco la granola con la ayuda de un tenedor, y continúa horneando durante 15 minutos más, o hasta que estén doradas. Finalmente, deja que se enfríe durante 15 minutos y sirve.

Si vas a añadir fruta seca. Te habrás fijado que en ninguno de los pasos anteriores hemos añadido las frutas secas. El motivo es bastante claro. Si las añadimos antes de la cocción podemos correr el riesgo de que acaben quemándose. Por tanto, lo mejor es incorporarlos después de que la granola se haya enfriado. De esta forma, te asegurarás que cualquier fruta seca que añadas esté suave, y no crujiente o pasada.

Servir y degustar nuestra granola casera

La granola casera puede disfrutarse fácilmente en el desayuno o en la merienda. Una vez la hemos elaborado, y hemos dejado el tiempo de rigor para que se asiente y se vuelva deliciosamente crujiente, es posible comerla de muy diferentes maneras:

  • Con leche. Es una de las opciones más habituales o tradicionales. Puede tomarse frío o caliente, aunque frío se convierte en un desayuno nutritivo ideal para el verano.
  • Con bebida vegetal. Con leche de avena y un poco de vainilla es ideal. Aunque también es posible optar por otras bebidas vegetales, como la leche de soja, la leche de arroz o la leche de almendras.
  • Con yogur. Ideal también para el desayuno o la merienda. Pero si deseas probar una opción algo más cremosa, puedes optar por sustituir el yogur común por yogur griego. Eso sí, lo mejor es utilizar siempre yogur natural, sin sabor, para no añadir ningún sabor más que pueda estropearlo.

¿Cómo comer granola?

Consejos útiles que te ayudarán a la hora de hacer la mejor granola

  • Presiona la granola en la bandeja. El secreto de la mejor granola es el agrupamiento de los ingredientes. Presionar los ingredientes en la bandeja con la ayuda de un tenedor o una espátula grande y plana, dejando un poco de grosor, será útil para unir grupos mucho más grandes.
  • Deja que se enfríe antes de comerla. La granola casera continuará crujiente a medida que se enfría. Aunque es tentador empezar a comerlo según salga del horno, dejarlo cocinar 15 minutos más, y luego dejarlo reposar otros 15 minutos fuera del horno, ayudará a conseguir que se vuelva deliciosamente más crujiente y tostado.
  • Guarda la granola en la nevera. Aunque lo más común sea almacenar y conservar tu granola en la despensa, si la guardas en la nevera conseguirás que se vuelva aún más crujiente.

Una de las principales ventajas de la granola casera es su enorme versatilidad, de tal manera que es perfectamente posible añadir una amplísima diversidad de ingredientes, o incluso sustituir aquellos que no te gusten tanto. Por ejemplo, puedes sustituir las nueces por avellanas o anacardos, y las hojuelas de coco por plátano seco. Las opciones son infinitas.

¿Y si deseo hacer una granola casera aún más saludable?

Dado que siempre se utiliza una grasa y un jarabe o sirope con el fin de aglutinar mejor los ingredientes, y brindar en definitiva esa textura crujiente tan característica de la granola, tanto el aceite como el endulzante son esenciales.

Pero si deseas sustituir el aceite de coco puedes elegir aceite de oliva virgen extra, que ofrecerá un sabor algo diferente.

Ver Comentarios (0)

Si lo deseas puedes hacer un comentario

Your email address will not be published.


© Gaia Media Magazines 2012-2020. Todos los derechos reservados. Los servicios, el contenido y los productos de nuestro sitio web son solo para fines informativos. Saludablementebien no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento.