Estás leyendo
Ventajas de usar cestos organizadores para la ropa sucia

Ventajas de usar cestos organizadores para la ropa sucia

Ventajas de usar cestos organizadores para la ropa sucia

Las cestas para organizar la ropa sucia, también conocidas popularmente como cestas de lavandería, se convierten en un elemento tremendamente versátil y funcional para prácticamente cualquier hogar, dado que pueden ser utilizadas incluso en una amplia variedad de aplicaciones diversas y diferentes para hacer que nuestra vida, así como las tareas que llevemos a cabo cada día, sean un poco más fáciles de manejar.

Por ejemplo, son útiles no solo para almacenar la ropa sucia a medida que nos la quitamos, hasta el momento en que vayamos a lavarlas en la lavadora. También son ideales, incluso, para proporcionar un refugio mucho más seguro para la ropa limpia y bien doblada después de que acaba de salir de la secadora. Es decir, es un elemento especialmente útil para llevar la ropa desde la secadora a la habitación en un único viaje, en lugar de usar solo nuestras manos.

Por todo ello, en esta ocasión queremos hablarte acerca de cuáles son las enormes ventajas de usar cestos organizadores para la ropa sucia, ya sea cuando utilizas un único cesto para toda la ropa sucia, o cuando dispongas de uno de esos cestos maravillosos con organizadores o compartimentos diversos, lo que ofrece sin duda alguna la posibilidad de repartir la ropa en diferentes bolsos (por ejemplo, uno para la ropa negra u oscura, otro para la ropa de color, y otro para la ropa blanca o clara).

Funcional y estético

Los cestos de la ropa vienen en una amplia variedad de colores bien diversos, patrones, formas y tamaños, de manera que siempre encontraremos aquel que se adapte perfectamente a la decoración de nuestra casa. Por ejemplo, un cesto de ropa blanca ofrece una paleta de colores muchísimo más limpia y simple para un espacio determinado, lo que combinará a la perfección con cualquier otra decoración que tengamos en casa.

En este sentido, tener un color más bien neutro, como ocurre con el blanco, nos ofrece la oportunidad de poder dejar el cesto de la ropa en cualquier estancia, en lugar de tener que encontrar formas creativas para poder esconderla a la vista de todos (aún cuando guardemos en ella la ropa sucia).

Y es que cuando los cestos de la copa son elegidos correctamente, no tienen nada de monstruosidad. Al contrario, pueden convertirse en un elemento hermoso de decoración.

Ventajas de usar cestos para organizar la ropa sucia
Imagen de belchonock / iStockphoto

Una mejor clasificación y organización

Como te mencionábamos en un apartado anterior, si escoges un cesto de la ropa con diferentes compartimentos puede ser de gran utilidad a la hora de organizar nuestra ropa sucia, al crear un sistema de clasificación fácil de configurar y que, además, puede utilizar toda la familia, incluyendo los niños pequeños, que pueden llegar a divertirse a la vez que guardan su ropa sucia.

Esto nos ofrece interesantes ventajas, ya que nos permite ahorrar algo de tiempo y energía el día que vayamos a lavar la ropa en la lavadora (o cuando vayamos a la lavandería, si tenemos por costumbre hacerlo). Y es que no hay nada peor que tener enormes cantidades de ropa tirada por el suelo.

Por ejemplo, podemos utilizar algún cesto para separar la ropa blanca de la ropa oscura, o incluso algo aún mejor: puedes darle a tus hijos su propio cesto para ayudarte a mantener sus uniformes del colegio sudorosos lejos de las toallas del baño.

De hecho, lo ideal es precisamente esto: que cada niño disponga de su propio cesto de la ropa, lo que les será útil para aprender a guardar su propia ropa cada vez que se la quiten en la habitación o en el baño, lo que te ofrecerá también otra ventaja añadida, y es que te quitará la tarea de tener que guardarla tú en el cesto. En este sentido, una opción adecuada es colocarse su propia cesta en su cuarto.

Incluso si tienes niños, estos cestos no son solo adecuados para la ropa sucia. ¿Sabías que también puedes guardar juguetes en ellos?.

Otra ventaja es que si llenas el cesto o la bolsa a medida que avanzas, puedes ver con qué frecuencia necesitas lavar la ropa, en función de la rapidez con que llenes las cestas.

Ver Comentarios (0)

Si lo deseas puedes hacer un comentario

Your email address will not be published.


© Gaia Media Magazines 2012-2020. Todos los derechos reservados. Los servicios, el contenido y los productos de nuestro sitio web son solo para fines informativos. Saludablementebien no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento.