Estás leyendo
Qué comer para una piel más radiante y joven

Qué comer para una piel más radiante y joven

Una alimentación saludable es esencial para disfrutar de una piel igualmente sana, y es ideal optar por algunos alimentos todavía más adecuados.

Qué comer para una piel más radiante y joven

Quizá te encuentres buscando el secreto para poder tener una piel lo más saludable y radiante posible. Si es así, la realidad es que no tienes por qué invertir grandes sumas de dinero en productos de belleza. De hecho, no debes buscar más allá de la cocina. Y es que cuando se trata de conseguir un brillo lo más maravilloso y saludable posible, los alimentos que consumes cada día son tan importantes como las lociones y cremas que te aplicas cada día en la piel del rostro.

Además, determinados nutrientes pueden ser determinantes en este sentido. Es el caso, por ejemplo, de los antioxidantes, que son cruciales cuando se trata de mantener -o conseguir- un brillo juvenil. ¿El motivo? Luchan contra la acción negativa de los radicales libres que, a la larga, pueden acabar haciendo que la piel envejezca de manera prematura.

También existen otros nutrientes de reconocida importancia, como por ejemplo es el caso de la vitamina A, la fibra y el licopeno. Por suerte, son tremendamente fáciles de incorporar en nuestra dieta, por lo que solo tendrás que seguir leyendo para descubrir qué alimentos conseguirán que brilles tanto por dentro como por fuera. ¿Te animas a descubrirlos con nosotros?

Pepinos

Pepinos
midori4 – iStock

¿Sabías que los pepinos contienen un 96 por ciento de agua? Se trata de uno de los niveles más altos en comparación con cualquier otro vegetal, lo que significa que la mayor parte del alimento es agua; de esta forma, es ideal para conseguir mantenernos adecuadamente hidratados.

Por este motivo, son de vital importancia a la hora de ayudar a que la piel pueda retener la humedad mejor, la cual es esencial para que se mantenga lo más hidratada y saludable posible.

Además, los pepinos son tremendamente fáciles de incorporar a nuestras comidas. Bastará con cortarlo en rodajas y añadirlo en ensaladas refrescantes, sándwiches o bocadillos. Te proporcionarán ese impulso hidratante que tu piel tanto necesita.

Tomates

Tomates
nrqemi – iStock

Es bastante probable que ya sepas que los tomates destacan por su enorme riqueza en licopeno, un potente antioxidante natural capaz de proteger nuestra piel internamente contra las quemaduras solares, así como los efectos del envejecimiento causados por la exposición solar.

Al igual que los pepinos, son muy sencillos de agregar en nuestra dieta. Basta con preparar una ensalada refrescante con rodajas de tomates frescos, o bien preparar una salsa picante elaborada con tomates frescos, ajo y albahaca, ideales para disfrutar con espaguetis o macarrones de trigo integral. 

Bayas

Bayas
DragonFly – iStock

¿Hay algo más maravilloso que un batido de bayas frescas? Las fresas, arándanos, moras y frambuesas están repletos de antioxidantes naturales, además de flavonoides y polifenoles, capaces de neutralizar la acción de los radicales libres del cuerpo, ayudando a retrasar el proceso de envejecimiento natural de nuestro organismo.

Puedes congelar algunas bayas para preparar luego un delicioso smoothie saludable y refrescante, o bien tener un cuenco repleto de bayas en el escritorio del trabajo y comerlas a lo largo de la mañana.

Batatas

Batatas
piyaset – iStock

También conocidas como boniatos o patatas dulces, se convierten en una destacada fuente de betacarotenos, que nuestro cuerpo es capaz de convertir en vitamina A, un poderoso antioxidante natural que ayuda a combatir el daño causado por los radicales libres, y además es antiinflamatorio.

Una porción de batatas, de hecho, proporcionan un 377 por ciento de los requerimientos diarios de vitamina A, además de 4 gramos de fibra. Cocinados en el horno son ideales, porque no se necesita más para disfrutarlos.

Salmón

Salmón
JulijaDmitrijeva – iStock

Además de delicioso, el salmón destaca por su gran contenido en ácidos grasos omega-3, unas grasas saludables no saturadas capaces de reducir la inflamación, así como hacer que la piel se muestre más uniforme y clara.

Pero no solo eso: también ayudan a reducir el riesgo de que se puedan formar determinadas afecciones cutáneas asociadas con la inflamación, como por ejemplo podría ser el caso del eccema o la rosácea. Ambas afecciones pueden causar la aparición de parches secos y enrojecimiento.

De acuerdo a la American Heart Association, es aconsejable comer dos porciones de pescado a la semana, sobre todo de pescado con ácidos grasos omega-3, entre los que se encuentran no solo el salmón, sino también la trucha y el arenque.

Té verde

Té verde
Gancino – iStock

El té verde es una maravillosa bebida natural, sumamente rica en antioxidantes naturales, entre los que especialmente destaca la presencia de los polifenoles. De hecho, ¿sabías que es uno de los antioxidantes más poderosos y potentes que existen?

Para aumentar el consumo de polifenoles puedes hacer dos cosas: o bien sustituir tu taza de café por la mañana por una maravillosa taza de té verde (apenas aportará entre 24 a 45 miligramos de cafeína por cada taza), o bien elaborar cubitos de hielo con té verde frío, ideal para acompañar batidos y jugos de frutas naturales.

Agua

Agua
Fascinadora – iStock

El agua es esencial para mantener la piel debidamente hidratada, ayudando a que parezca más flexible y suave. Es necesario tener en cuenta que las recomendaciones para la ingesta diaria de agua dependen del género, el nivel de actividad y el tamaño corporal, entre otros, por lo que es difícil atender a las necesidades personales.

En la mayoría de las ocasiones basta con beber entre 5 a 8 vasos de agua, pero si tienes problemas a la hora de consumirla, por ejemplo porque no te gusta su sabor, puedes optar por aromatizarlas con frutas frescas y algunos vegetales.

Ver Comentarios (0)

Si lo deseas puedes hacer un comentario

Your email address will not be published.


© Gaia Media Magazines 2012-2020. Todos los derechos reservados. Los servicios, el contenido y los productos de nuestro sitio web son solo para fines informativos. Saludablementebien no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento.